El líder de streaming de música Spotify acordó establecer un fondo de 43,45 millones de dólares para resolver posibles demandas de derechos de autor de artistas en Estados Unidos, informaron abogados el lunes.

La medida marca el último esfuerzo de la empresa sueca para dar vuelta la página en estas complicadas disputas, mientras considera cotizar en bolsa en medio del altísimo crecimiento del streaming.

El acuerdo pondría fin a los pleitos judiciales encabezados por dos compositores independientes: la cantante de rock folk Melissa Ferrick y el líder de las bandas de rock alternativo Cracker y Camper Van Beethoven, David Lowery.

Los dos habían perseguido casos de acción colectiva -es decir, una masa de músicos podría reclamar pagos-, con Ferrick buscando 200 millones de dólares y Lowery pidiendo 150 millones.

Los artistas habían acusado a Spotify, que se jacta de ofrecer acceso instantáneo a 30 millones de canciones, de poner imprudentemente música en línea sin obtener el permiso para reproducir material protegido por derechos de autor de los compositores.