La Secretaría de Salud Pública municipal emitieron una serie de recomendaciones y medidas a tener en cuenta, entre las que se destacan utilizar abrigo adecuado y cómodo; permanecer en lugares cálidos, no excesivamente calefaccionados, y bien ventilados; tener una alimentación balanceada y una buena hidratación.

Además, es fundamental el lavado frecuente de manos, evitar asistir enfermos al trabajo, escuela o lugares concurridos, y concurrir al médico en caso de enfermedad.

Desde el área destacaron además que es fundamental fomentar la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta los 2 años, controlar la vacunación de la madre durante el embarazo y el puerperio, y tener al día el esquema de vacunación de los mismos, asi como extremar los cuidados en niños de bajo peso al nacer o prematuros, o con problemas cardíacos.

En cuanto a la demanda en los hospitales por enfermedades respiratorias, las autoridades de Salud Pública municipal indicaron que si bien se percibe un incremento paulatino de la demanda, la situación está controlada y se está dando respuesta a todas las consultas.