El programa fue anunciado en Santa Fe por el gobernador Miguel Lifschitz y la Municipalidad de Rosario firmó un acta compromiso de adhesión para formar parte de este proyecto de seguridad vial. Se trata de una iniciativa provincial para generar conciencia y conductas responsables en los jóvenes que salen de noche y conducen vehículos.

El director de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Diego Herrera, consideró que “es una oportunidad para trabajar junto a los jóvenes en la promoción de modelos más responsables de entretenimiento y de generar un verdadero compromiso de los conductores con las formas que permiten una circulación segura. Este programa apela a la construcción colectiva de un tránsito ordenado y en consecuencia, de una más lograda convivencia urbana”.

Según explicaron los mentores de este proyecto, los boliches que se sumen a esta idea deberán identificar a los “conductores designados” con una cinta pulsera. Los mismos, serán “premiados” y tendrán acceso gratuito a bebidas sin alcohol y al salir se le realizarán los controles de alcoholemia correspondientes para constatar su cumplimiento y si respetaron lo acordado, se les permitirá acceder gratuitamente al lugar en otra oportunidad.