El concejal de la Coalición Cívica, Carlos Comi, presentó un proyecto que regula el uso de las bicicletas con pequeños propulsores eléctricos en la ciudad, no incluyéndola en las categorías de motocicleta o ciclomotores, que hasta ahora no han sido regulados.

Al día de hoy, la normativa actual que se encuentra vigente establece que el uso de bicicletas con un pequeño propulsor eléctrico solo es realizable para personas que sean mayores de edad, que cuenten con carnet de conducir y utilicen casco para motocicletas. Es decir, se le aplican todas las disposiciones legales propias de los ciclomotores.

“Esto es consecuencia de una regulación normativa que no tiene en cuenta los adelantos tecnológicos que se han dado en el sector” señaló el Concejal Carlos Comi.

Además agregó que “la tecnología de hoy permite incorporar pequeños motores auxiliares eléctricos a las bicicletas, cuya instalación en nada modifica las prestaciones de las mismas. Estos propulsores no tienen acelerador, y sólo permiten aliviar la fuerza del pedaleo. En ningún caso permiten un desplazamiento autónomo. Incluso dejan de funcionar si la velocidad del rodado supera los 25 km/h”.

El edil sostuvo que paralelamente, desde el Estado Municipal se están realizando profundos esfuerzos para fomentar el uso de las bicicletas, las cuales son amigables con el medio ambiente y generan alternativas eficaces para el traslado que contribuyen notablemente a la descongestión en el tránsito de la Ciudad.

“El cambio normativo que proponemos debe entenderse desde esta línea” indicó Comi.

La ordenanza está inspirada en las disposiciones vigentes de la Comunidad Europea que incluye en la categoría genérica de “bicicletas”, a aquellas que se encuentren equipadas con motores auxiliares eléctricos de hasta 500 watts de potencia nominal continua, no tengan capacidad de autopropulsión, e interrumpa su funcionamiento cuando el usuario suspenda el pedaleo o alcance una velocidad superior a 25 Km/h.