Los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pidieron esta mañana las indagatorias de la ex presidenta Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia, así como del empresario Lázaro Báez, por el presunto delito de lavado de dinero producto del pago de alquiler de plazas hoteleras a la firma Hotesur a modo de retorno por la adjudicación de obras públicas.

El pedido de los integrantes del Ministerio Público Fiscal fue realizado ante el juez federal Julián Ercolini, quien está al frente del expediente.

En esta causa aún no hay detenidos y es el primer pedido de indagatoria que cae sobre la ex mandataria en esta denuncia.

El pedido de los fiscales presentado ante el juez comprende también a Martín Báez; el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares; el socio inmobiliario de Máximo Kirchner, Osvaldo Sanfelice; Romina Mercado, presidenta de Hotesur y sobrina de la ex presidenta; Ricardo Albornoz, escribano de Báez; y César Andrés, contador de Báez, entre otros.

Son un total de 24 indagatorias que por primera vez se piden en esta causa.

Cristina y sus hijos ya están procesados por una maniobra similiar, en el caso Los Sauces, por alquiler de inmuebles por parte de Lázaro Báez y Cristóbal López.

Además, la ex mandataria junto con Lázaro Báez están procesados también por el delito de fraude en el manejo de la obra pública vial durante el kirchnerismo.