La malaria, también conocida como ‘paludismo’, es una enfermedad causada por parásitos de la familia ‘Plasmodium’ que se transmiten a través de la picadura de mosquitos. Una enfermedad infecciosa de la que, de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se registraron en todo el planeta 216 millones de casos en 2016, año en el que provocó la muerte de cerca de 445.000 de personas. Unas cifras muy similares a las alcanzadas en 2015 y que han llevado a la propia OMS a concluir que «la lucha contra la malaria se ha estancado». Sin embargo, esta situación podría mejorar, y mucho, en un futuro próximo. Y es que investigadores de la Universidad Radboud en Nimega (Países Bajos) han identificado un compuesto capaz de matar el parásito y evitar su transmisión en solo 48 horas: el azul de metileno, antiséptico generalmente utilizado para teñir ciertas partes del cuerpo antes o durante la cirugía.

Como explica Teun Bousema, director de esta investigación publicada en la revista “The Lancet Infectious Diseases”, “el azul de metileno es muy prometedor dado que puede prevenir la expansión de la malaria tras un período breve de tratamiento. Además, nuestros hallazgos también sugieren que el azul de metileno funciona bien en especies que ya presentan resistencia a algunos fármacos específicos”.

FUENTE: Rosario3