El presidente Mauricio Macri anunció este mediodía que va a “declarar la emergencia” por las inundaciones en Santa Fe y que ya se han comunicado desde el gobierno nacional con el gobernador Miguel Lifschitz, aunque mostró cautela al señalar que no se quiere “apresurar a decir cuál es la dimensión” de las pérdidas y remarcó: “Estamos para asistir con todas las herramientas que tengamos”.

Macri afirmó que el gobierno nacional está trabajando “junto con los intendentes y gobernadores” para paliar la situación de las inundaciones no sólo en Santa Fe sino también en Buenos Aires y Córdoba.

El presidente señaló que el Ejército, junto con los Ministerios de Seguridad y de Desarrollo Social para “asistir, estar cerca, encontrar paliativos”.

En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, Macri señaló que en los próximos 15 días se pronostica que no habrá lluvias por lo cual pidió “a nivel de cada provincia” rehabilitar “caminos secundarios y terciarios para que la producción se pueda poner en marcha y no se pierdan puestos de trabajo”.

“El cambio climático sigue pasándonos facturas”, afirmó Macri, quien consideró que “invertir en infraestructura es muy importante” para “mitigar estos problemas”.