La secretaría de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, confirmó que la EPE va a adaptar la provisión del servicio a los pacientes electrodependientes, a lo que indica la nueva legislación nacional: “garantizarles la energía a esos pacientes”.

La funcionaria destacó que la Empresa Provincial de la Energía “ya contaba con una tarifa especial para enfermos electrodependientes”, es decir, aquellos usuarios que por su cuadro de salud necesitan de la asistencia permanente de aparatos médicos que consumen energía eléctrica.

Gesse explicó que la flamante norma nacional, recientemente promulgada por el Ejecutivo, todavía no fue reglamentada por la Casa Rosada. Y aclaró que “más allá de que al gobierno nacional seguramente le lleve un tiempo la reglamentación de la ley”, la Epe ya ha dispuesto que “en un plazo breve hará lo que dispone esta norma respecto de garantizar el suministro”.

Agregó que se trata de “dar la garantía de que siempre habrá energía”. Y puntualizó: “eso es lo más complejo, y lo más novedoso de esta norma nacional”. Pese a que a nivel nacional, oposición y oficialismo chocaron por la idea de poner algún límite en kilovatios al subsidio al consumo (que la ley directamente convierte en gratuito), lo “más destacado” es que se hace responsable legalmente al proveedor del servicio de asegurar el suministro.