La Asociación del Fútbol Argentino formalizó la sanción a Newell’s por los incidentes que se registraron durante el clásico con Central y también en el banderazo. Recibió una suspensión provisional para jugar sin público.

De esta manera, la Lepra enfrentará a Olimpo el sábado a las 17.15 por la fecha 26 sin público. Sin embargo, la sanción puede ser mayor y hacerse extensiva a la jornada 28, cuando Newell’s regrese al Parque Independencia para enfrentar a Lanús.

Esta medida provisoria llega como consecuencia de un pedido del Ministerio de Seguridad de la Nación que había pedido formalmente a la AFA que Newell’s sea castigado por lo ocurrido en el partido contra Rosario Central.