Arroyo Seco fue una de las localidades más afectadas tras el temporal y hoy sufre las consecuencias: personas evacuadas, calles inundadas, anegamientos y serias dificultades para recibir ayuda debido a la gran cantidad de agua caída, que dificulta las posibilidades de acceso.

En ese contexto, Marcos Escajadillo, director de Defensa Civil, señaló que “se están utilizando lanchas del Ejército y vehículos de gran porte para poder ingresar, porque anoche fue imposible debido a la cantidad de agua acumulada”.

“En algunas localidades del sur de la provincia, como Arroyo Seco, cayeron más de 350 milímetros de agua, pero además ya había también agua acumulada por lo que se llegó a más de 500 milímetros, lo que complica aún más el panorama“, explicó Escajadillo.

Asimismo, el funcionario expresó su preocupación “porque el suelo no absorbe” y la urgencia por poder atravesar la zona para “asistir con colchones, frazadas y elementos de limpieza”.

Por su parte, el jefe de bomberos contó que “hay casas con un metro y medio de agua. El centro de evacuados está inundado y hasta adentro del cuartel tenemos 30 centímetros de agua”.

“Se me van las lágrimas al ver mi cuartel de toda la vida destruido. Esto nunca se vio, desde el 83 que estamos acá y nunca pasó esto”, lamentó.