El Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe contará en breve con la capacidad para producir 180 millones de comprimidos por año con foco en la elaboración de fármacos para la tuberculosis.

Esto fue posible gracias a la ampliación de la planta ubicada en el norte de la provincia, que supone una ampliación de 700 metros cuadrados con una nueva área operativa destinada al desarrollo y producción de medicamentos para el tratamiento de la enfermedad.

El LIF proyecta producir Rifampicina + Isoniacida + Pirazinamida (triple asociación); Etambutol; Rifampicina + Isoniacida (doble asociación); Isoniacida (de 300 mg y 100 mg). Fármacos que se utilizan en el tratamiento de la tuberculosis, una enfermedad que afectó a 523 santafesinos el año pasado y a cerca de 10.000 personas a nivel nacional.

En este marco, el laboratorio recibió la visita de funcionarios de la Dirección Nacional de Sida y de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), quienes realizaron una recorrida por las instalaciones del edificio y de la obra edilicia La Dirección Nacional de Sida y ETS, incluye el abordaje de enfermedades como el VIH sida, Infecciones de transmisión sexual (ITS), hepatitis virales y tuberculosis.

En la oportunidad, los directores del LIF informaron sobre el estado de avance de la obra edilicia. “Antes de fin de año tendremos finalizada la obra edilicia y estaremos en condiciones de convocar a las autoridades de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), para solicitar la habilitación nacional de la misma”, aseguró Diego Bruno, uno de los directores del LIF