El Casco Histórico  de Rosario será considerado Centro Comercial a Cielo Abierto (Ccca), de modo que los comerciantes incluidos en esta área territorial tendrán acceso a créditos blandos del Banco Municipal, y sponsoreos, entre otros beneficios que prevé la ordenanza. La iniciativa, que será tratada este jueves en el recinto del Concejo Municipal, cuenta con los votos necesarios para ser aprobada.

En este sentido, el edil Toniolli llamó a “agudizar el ingenio”. “No podemos atarnos exclusivamente a las competencias propias del municipio sin la posibilidad de ampliar nuestra mirada para ponernos al frente del reclamo de los rosarinos”, expresó.

Asimismo, Toniolli contextualizó que desde el concejo “hay coincidencias en apuntalar la actividad económica”, y anticipó que el proyecto “será acompañado ampliamente por los distintos bloques”.

La intención de la propuesta es dar a los pequeños y medianos comercios del centro la posibilidad de competir en mejores condiciones con las grandes superficies comerciales de la ciudad, que generalmente lanzan propuestas similares y se quedan con una porción importante del mercado.