Dos películas argentinas compiten en la sección «Una cierta mirada” del Festival de Cannes; la primera es “La novia del desierto” de Valeria Pivato y Cecilia Atán. Pero la que llama la atención es “La cordillera”, de Santiago Mitre y protagonizada por Ricardo Darín, Érica Rivas y Dolores Fonzi.

Esta es la tercer película de Mitre y cuenta  la historia de Hernán Blanco, el presidente argentino, que vive un drama político y familiar que le hará enfrentarse a sus propios demonios.

Deberá tomar dos decisiones que podrían cambiar el curso de su vida en el orden público y privado: por un lado, una complicada situación emocional con su hija, y por otro, la decisión política más importante de su carrera.

Esta película fue ganadora del premio “Mejor guión en desarrollo” en el Atelier de la Cinéfondation de la edición 2016 del Festival de Cannes.