El cine argentino dice nuevamente presente en este 70° Festival de Cannes que se desarrollará entre el 17 y el 28 de mayo, representación encabezada por los largometrajes “La cordillera”, el tercero de Santiago Mitre, y “La novia del desierto”, de las debutantes Valeria Pivato y Cecilia Atán, los dos en “Una cierta mirada”.

El cine argentino, que aunque en forma variable viene teniendo destacado protagonismo en los últimos años, presenta en esta edición en premiere mundial “La cordillera” (filme aquí subtitulado aquí “El Presidente”), con Ricardo Darín y Dolores Fonzi, tercer opus de Santiago Mitre, que con “El estudiante” y “La patota” se convirtió en uno de los grandes e indudables nuevos nombres del cine argentino y que con la remake de la cinta de Daniel Tinayre se alzó aquí con el premio de la sección paralela La Semana de la Crítica en 2015.

También competirá en Una Cierta Mirada, “La novia del desierto”, de las debutantes Cecilia Atán y Valeria Pivato, con la chilena Paulina García y el argentino Claudio Rissi, que compite también por la Cámara de Oro, destinada a las operas primas de todo el certamen.

Desde 1946, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, Cannes se convirtió en el centro del cine del planeta, superando al pionero, Venecia, y logrando renovarse permanentemente, incluso en estos tiempos en que el invento de los hermanos Lumiére pegó una vuelta de tuerca con inevitables consecuencias para el futuro del universo audiovisual.