Confirman 34 casos de dengue autóctono en Rosario

Por produccion marzo - 28 - 2017

Provincia y municipio continúan sosteniendo estrategias de prevención contra las enfermedades que transmite el mosquito Aedes; por lo que se insiste en la necesidad del descacharrado domiciliario y recuerdan síntomas.

En este sentido, el Ministerio de Salud Provincial y la Secretaría de Salud Pública municipal informan que hasta el momento, en lo que va de 2017, fueron detectados 34 casos autóctonos de dengue y 2 casos importados. Es importante destacar que en esta misma fecha de 2016 ya se habían producido 963 casos autóctonos y 61 importados.

Todos los pacientes evolucionan favorablemente y se encuentran con tratamientos ambulatorios. La totalidad de los casos autóctonos se registraron durante los trabajos de bloqueo y controles sanitarios que realizaron los equipos de distintas áreas provinciales y municipales en la zona de Buenos Aires y Rueda, donde se detectó el primer caso autóctono.

En el marco de las sostenidas acciones de prevención que se vienen desarrollando, provincia y municipio realizarán este miércoles 29, de 9 a 12, tareas de descacharrado, búsqueda de febriles, concientización y fumigación aérea y domiciliaria en las zonas de Buenos Aires y Rueda y Mitre y Rueda (9 manzanas alrededor de cada una de dichas intersecciones).

Además, Salud Pública está organizando el próximo Día D (jornadas colectivas de descacharrado) para el viernes 7 de abril. También se programan acciones de prevención previo a la Semana Santa en la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno, el Aeropuerto Islas Malvinas y la Estación de Trenes.

En el marco de las estrategias de prevención de las enfermedades transmitidas por el Aedes, en las últimas semanas equipos sanitarios visitaron más de 800 viviendas para informar y concientizar a la población.

Salud Pública recuerda que el descacharrado (eliminación de los posibles criaderos del mosquito transmisor) es una de las formas más efectivas para eliminar las larvas y prevenir la reproducción del vector. Por ello se insiste en que para evitar la enfermedad es necesaria la participación de todos los ciudadanos en la eliminación de recipientes y lugares en los que se acumule agua, que pueden servir de criaderos para el mosquito transmisor.