Ex combatientes de Malvinas advirtieron que en lo que va del año se produjeron 22 muertes de ex soldados y alertaron que, de mantenerse esta proyección, la cifra superaría cómodamente los 100 en diciembre.

Los ex combatientes responsabilizaron al Gobierno nacional ante la falta de cumplimiento de la ley que establece que se realicen chequeos médicos y se brinde contención psicológica a aquellos que participaron del conflicto bélico en 1982, según publicó Diario Popular.

Si bien no hay estadísticas oficiales sobre el fallecimiento de los veteranos,  en las islas (un total de 326, sin contar el hundimiento del crucero ARA General Belgrano).

Este fue el caso de Adrián Verón, quien el pasado 31 de marzo decidió quitarse la vida, presuntamente sumido en una fuerte depresión, producto del flagelo que siguen padeciendo aquellos
que se vieron involucrados en la guerra.

El de Verón no es el único caso, pero pega más fuerte en los ex combatientes porque era además presidente del Centro de Veteranos de Guerra “Paiubre” de Corrientes.

Al respecto, Gustavo Pirich, presidente de la Asociación Combatientes de Malvinas por los Derechos Humanos (ACOMADEH), remarcó que “no se trataba de un exconscripto que vivía alejado de todo, como ocurre muchas veces”.

Tampoco fue el único suicidio vinculado a Malvinas en lo que va del año, ya que algo similar ocurrió hace unos días con el hijo de un veterano en Berazategui.

Y es que las secuelas de Malvinas no se quedaron en los soldados, sino que todavía se propagan a través de sus hijos, alcanzando una segunda generación de suicidios y esa muerte sería la 23ra. del año vinculada a la guerra.

En total, dos personas se quitaron la vida y el resto ocurrió por causas naturales como un paro cardíaco repentino, un ACV o cáncer.

Sin embargo, para Pirich, muchas de ellas también son consecuencias de lo vivido en las islas, con actividades vinculadas a la autodestrucción.